El Banco de España publicó el 27 de abril de 2016 una nueva Circular 4/2016, de modificación de la anterior Circular 4/2004, sobre normas de información pública y reservada y modelos de estados financieros, en cuyo Anejo IX propone una nueva forma para estimar el deterioro por riesgo de crédito en los bancos. Este sistema prevé un ajuste de provisiones que los Bancos españoles deberán efectuar al cierre del presente ejercicio 2016. El Banco de España aprovechará la nueva normativa contable para que los bancos “limpien de una vez” los excesos de la burbuja inmobiliaria y saneen completamente sus balances. El detalle técnico del plan de ajuste recomendado a los bancos establece, de forma general, un recorte del 25% sobre el parque de viviendas adjudicadas o recibidas en pago de deuda. En el caso de los suelos incorporados a los balances, el ajuste que se impone es todavía mayor y alcanza el 40% de las valoraciones, en tanto que las oficinas, locales y naves equivalentes de uso serán retasados, con un recorte del 35%. El exceso de liquidez en el sistema dispuesto por el Banco Central Europeo ha originado una batalla en el sector financiero por dar dinero a las empresas y a recortar de forma agresiva el coste de los nuevos créditos, lo que ha derivado en un nuevo elemento de tensión para los balances de las entidades financieras. Con la entrada en vigor el 1 de Octubre de 2016 de esta nueva Circular existirá un motivo adicional para que las entidades financieras tengan aún más presión sobre sus estados financieros, obligándoles a tener que considerar una subida de los márgenes con los que trabajan. Es por ello que el área financiera de GESEM les recomienda que, para antes del mes de Octubre de 2016, procuren elaborar la planificación de sus necesidades financieras para el ejercicio 2017 y posteriores a fin de aprovechar el actual contexto de financiación barata que en breve será modificado. Como siempre cualquier duda o aclaración estamos a su disposición.